Skip to main content

¿Cuál es la diferencia entre una alerta de fraude y un congelamiento de crédito o un bloqueo de crédito?

A lock.

Compartir


Las alertas de fraude, los congelamientos de crédito y los bloqueos de crédito tienen varias diferencias claves.

Las alertas de fraude, los congelamientos de crédito y los bloqueos de crédito sirven para diferentes propósitos cuando se trata de la protección crediticia.

Debido a la amenaza del robo de identidad y del fraude crediticio, los consumidores deben tomar medidas para proteger su crédito. Analicemos las diferencias entre las medidas de seguridad más destacadas, que pueden ayudar a mantener su crédito fuera del peligro:

Alerta de fraude

Una alerta de fraude es un método gratuito de protección del crédito. En comparación con las otras medidas de protección, es una alternativa moderada.

Básicamente, las alertas de fraude permiten a los prestamistas ver su historial crediticio. Exige la verificación de su identidad antes de que se abra una cuenta o se procese una solicitud de crédito en su nombre. Las empresas le llamarán para verificar que está intentando abrir una cuenta.

Hay tres tipos de alertas de fraude:

  • Una alerta de fraude inicial, la puede configurar cualquier persona y tiene una duración de un año.
  • Una alerta de fraude en servicio activo para los miembros de las fuerzas armadas de EE. UU. en despliegue, que tiene una duración de un año.
  • Una alerta de fraude extendida por siete años

Una alerta de fraude se desactiva automáticamente al expirar el plazo. Pero, al igual que otros métodos de protección crediticia, el consumidor puede suspenderlo en cualquier momento.

Colocar una alerta de fraude es sencillo. Todo lo que tiene que hacer es comunicarse con una de las tres agencias de crédito más importantes: Equifax, TransUnion o Experian. La oficina de crédito con la que se ponga en contacto deberá notificar a las otras dos.

Congelamiento del crédito

El congelamiento del crédito es otra forma de proteger su crédito. Estos congelamientos restringen el acceso a su informe crediticio y evitan que los perpetradores utilicen su crédito con fines maliciosos. Para colocar o eliminar un congelamiento de crédito, debe realizar una solicitud a cada una de las tres agencias de crédito.

Afortunadamente, la ley le permite colocar y eliminar congelamientos de crédito de cada una de las tres oficinas principales sin costo alguno. ¡Sí, es gratuito!

Una vez que haya colocado el congelamiento del crédito, la agencia de crédito en cuestión tendrá que seleccionar un PIN o contraseña en caso de que elija levantarla. Las agencias de crédito están legalmente obligadas a activar un congelamiento de crédito dentro de las 24 horas posteriores a la recepción de su solicitud. Se aplica un plazo de una hora si usted envía una solicitud para levantar el congelamiento, que, por supuesto, debe ser seguida por su PIN o contraseña.

En caso de que pierda su PIN o contraseña, siempre existe la oportunidad de solicitar uno nuevo a la oficina de crédito en cuestión. Sin embargo, la oficina no estará obligado a cumplir la condición del tiempo.

Tenga en cuenta que debe descongelar su crédito antes de solicitar cualquier producto de crédito nuevo. Solo usted puede hacer esto. Los congelamientos del crédito obstaculizarán su capacidad para obtener autorizaciones de crédito instantáneas al momento de pagar. Cuando considera el hecho de que los congelamientos protegen su crédito de actividades maliciosas, es un sacrificio trivial.

Los congelamientos del crédito son necesarios si ha sido víctima de un robo de identidad o cree que su información personal ha sido expuesta.

Bloqueo de crédito

Al igual que el congelamiento del crédito, un bloqueo de crédito restringe el acceso a su informe de crédito. Sin embargo, existen varias diferencias.

En primer lugar, puede activar y desactivar instantáneamente su bloqueo de crédito utilizando una aplicación móvil o accediendo al sitio web. No es necesario que se comunique con la agencia de crédito correspondiente. Además, estos cambios son inmediatos y no tienen retrasos como los congelamientos de crédito.

Mientras que el congelamiento del crédito es gratuito, el bloqueo de crédito se ofrece a veces como un servicio pago  por parte de las agencias de informes crediticios.

El resultado de un bloqueo de crédito es similar al de un congelamiento de crédito: una limitación de acceso a su crédito tanto para personas legítimas como maliciosas. Sin embargo, con la capacidad de activar o desactivar instantáneamente el bloqueo, los bloqueos de crédito son una mejor opción si tiene planes para solicitudes frecuentes de préstamos y créditos.

Es simplemente más conveniente y funciona mejor como medida preventiva para proteger su informe crediticio y sus datos confidenciales.

Al igual que en el caso de un congelamiento del crédito, debe bloquear su informe crediticio en las tres agencias de crédito principales para mayor seguridad.

Las alertas de fraude, los congelamientos del crédito y los bloqueos de crédito son medidas de seguridad distintas que cualquier consumidor puede tomar. Sin embargo, son necesarios para la seguridad crediticia, ya sea que ya haya sido víctima de fraude crediticio o no. Si no está seguro de cuál es la mejor opción para usted, comuníquese con nosotros para recibir un mejor asesoramiento.

Contáctenos