Skip to main content

¿Ayudaría a construir su crédito el hecho de convertirse en un usuario autorizado?

A woman shopping with a credit card in her hand.

Compartir


El estatus de usuario autorizado puede mejorar su crédito

Ser un usuario autorizado de crédito puede ayudar a su propio crédito.

Mantener y construir un crédito sólido son responsabilidades importantes que determinan si puede recibir un préstamo, una tarjeta de crédito, una hipoteca y otros productos crediticios.

Es importante saber cómo afecta el estatus de usuario autorizado a la salud crediticia, especialmente si está buscando mejorar su crédito.

¿Qué significa ser un usuario autorizado?

Un usuario autorizado es alguien a quien se le permite hacer compras en la cuenta de crédito de otra persona.

Si es un usuario autorizado, se genera una tarjeta de crédito con su nombre que está conectada a la línea de crédito de la otra persona. Se entrega al titular principal de la cuenta, quien luego se lo entregará.

Si bien está autorizado a gastar de la cuenta, no está obligado a pagar las deudas acumuladas en la tarjeta. Esta obligación sigue siendo asignada al titular principal de la cuenta o al propietario de la cuenta de crédito.

Conceder a alguien el estatus de usuario autorizado le ayuda a construir un historial de crédito y a cultivar buenos hábitos crediticios. Exige confianza. Este estatus generalmente se concede a los miembros de la familia y a los amigos realmente cercanos. Es ideal si el informe de crédito del usuario autorizado no tiene impagos recientes y el titular de la cuenta de crédito tiene un largo historial de pagos puntuales.

Convertirse en usuario autorizado le ayudará a construir su crédito. Sin embargo, esto depende de algunos factores.

¿Ser un usuario autorizado le ayudará a construir su crédito?

Aunque convertirse en usuario autorizado ayuda a construir su crédito, no lo hace automáticamente. Para que el estatus tenga un efecto positivo, el emisor de la tarjeta debe informar de los usuarios autorizados a las agencias de informes crediticios. Además, el propietario de la cuenta de crédito y el usuario autorizado deben mantener buenos hábitos financieros mientras utilizan la cuenta.

Para que su condición de usuario autorizado afecte su crédito, el emisor de la tarjeta debe informar la cuenta de usuario autorizado a las agencias de informes crediticios. Si no es así, la cuenta compartida no será reconocida por las agencias ni aparecerá en los informes crediticios, por lo que el crédito no se verá afectado.

Este factor es un requisito indispensable. Sin él, su crédito no va a cambiar.

Incluso si el usuario autorizado aparece en el informe de crédito, los esfuerzos son inútiles si no se aplican hábitos financieros saludables. Como la cuenta es compartida, las acciones de una persona afectan al crédito de ambas.

¿Ambos realizan los pagos a tiempo y liquidan completamente los saldos? ¿Se mantiene un índice de utilización del crédito bajo? Siempre que ambos utilicen la cuenta de forma responsable y eviten elementos que puedan hacer que su crédito caiga en picado, ser un usuario autorizado favorecerá su crédito.

Convertirse en un usuario autorizado puede hacer maravillas para su crédito, siempre que los dos factores discutidos estén presentes. Tanto si es nuevo en el juego del crédito, como si está intentando reconstruir su crédito, el uso de la cuenta de otra persona puede ser justo lo que necesita. ¿Quiere encontrar otras estrategias para mejorar su crédito? Póngase en contacto con Consumer Attorneys.

Contáctenos