Skip to main content

Hay un error en mi informe de crédito. ¿Cómo puede ayudar Consumer Attorneys?

A wedding ring.

Compartir


Gracias a Consumer Attorneys, un cliente pudo recuperarse de múltiples errores en su informe de crédito.

Descubra cómo uno de los clientes de Consumer Attorneys fue capaz de superar varios errores en el informe de crédito con nuestra ayuda.

Pedir la mano en matrimonio, comprar una casa y formar una familia son hitos que un joven planea con entusiasmo mientras construye una vida con la persona que ama. Pero para el cliente de Consumer Attorneys LLC,  Adnan P., esos planes están en suspenso indefinido debido a un error evidente y a la negativa flagrante a abordarlo.

El 5 de junio de 2015, Adnan alquiló un camión en su agencia local de alquiler de vehículos para que le ayudara a mudarse y lo devolvió al día siguiente, pagando la tarifa de 146,26 dólares con una tarjeta de crédito. Siete semanas después, se registró un cargo en su cuenta de 14.626,26 dólares - 100 veces más que la tarifa acordada.  Claramente era un error administrativo, pero la cantidad sorprendió a Adnan, que en un principio pensó que se trataba de una estafa. Pero teniendo el recibo que demostraba que había pagado la cantidad correcta, confiaba en que todo se resolvería rápidamente. Desgraciadamente, no fue así.

"Traté de disputarlo varias veces, pero nada funcionó", dijo. “Me sentí como si estuviera dando vueltas durante meses. Incluso pedí ayuda a mi madre, pensando que tal vez los representantes del servicio atención al cliente de la empresa de tarjetas de crédito la tomarían más en serio por ser mayor. Aun así, nada".

Durante este tiempo, el acreedor insistió repetidamente en que el cargo era válido y exigió a Adnan que realizara importantes pagos mensuales. En respuesta a una queja presentada ante el Better Business Bureau, los representantes de la empresa llegaron a afirmar que Adnan no había devuelto el camión a pesar de tener una copia del recibo que verificaba su devolución. Pero lo peor estaba por llegar. En 2019, Adnan se enteró de que su cuenta había sido cancelada y reportada a las tres principales agencias de informes del consumidor.

En pocas palabras, una cancelación significa que un acreedor ha cancelado una cuenta como perdida. La cuenta se cierra y no se cobra más dinero al deudor. Aunque puede parecer una conclusión justa, a menudo es solo el comienzo de una situación mucho más desfavorable desde el punto de vista financiero para un consumidor, que puede tener un impacto negativo duradero en su puntuación de crédito y  calidad de vida, especialmente para alguien como Adnan, que tiene 20 años y está empezando a conocer las realidades financieras de la edad adulta.

"Dañó mi crédito hasta el punto de que no podía comprar un teléfono móvil en la tienda a menos que pagara en efectivo", dijo, y señalo que su puntuación de crédito se hundió hasta 500 y los informes mostraban un índice de endeudamiento de 10.000 veces la recomendación. "Desde luego, no podía comprar una casa, ni siquiera un automóvil. Por eso, he pospuesto proponerle matrimonio a mi novia. No quería meterla en mi lío financiero. Por mucho que ames a alguien y quieras empezar una vida con ella, no quieres preocuparte de acabar sin casa o  no tener suficiente comida en la nevera. No me arriesgaré a ponerla en esa situación".

"Soy de Bosnia", continuó. "Es diferente en cada país, pero aquí en los Estados Unidos, el crédito lo es todo. Sin un buen crédito, no puedes dar el siguiente paso en tu vida. No vas a ninguna parte".

Habiendo agotado todos sus esfuerzos, Adnan se puso en contacto con Consumer Attorneys LLC, donde el fundador Daniel Cohen y su equipo inmediatamente comenzaron a enviar cartas a la empresa de tarjetas de crédito y a las agencias de informes de los consumidores, dando a cada una de ellas la oportunidad de resolver el problema. Cuando ese esfuerzo resultó infructuoso, la empresa presentó una demanda por violaciones de la Ley de Informe de Crédito Justo, una ley federal que regula la forma en que las agencias de informes de crédito pueden recopilar, acceder, utilizar y compartir los datos que recogen en los informes de los consumidores para garantizar la exactitud, la imparcialidad y la privacidad. La demanda señalaba que los acreedores y las agencias no mantenían registros precisos ni realizaban investigaciones oportunas y razonables sobre los litigios de Adnan. 

Al final, las partes llegaron a un acuerdo que concedió a Adnan una importante indemnización y, lo que es más importante, eliminó los errores de sus informes, dándole la oportunidad de reconstruir su solvencia y esperar por fin las oportunidades que se merece.

"Siento que he perdido mucho tiempo en la vida", dijo Adnan, cuyos puntajes de crédito en todas las agencias se han disparado hasta los 700 puntos. "Por fin puedo comprarme un automóvil ahora, pero debería haber podido experimentar eso mucho antes. Y la mayor angustia es que mi novia y yo ya podríamos haber disfrutado casándonos y empezar nuestra vida juntos. Trabajar con Consumer Attorneys ha sido una experiencia que cambió mi vida. No pensé que alguna vez saldría  de ese agujero financiero".

Gracias a Consumer Attorneys, "Voy a pedir matrimonio pronto. Las cosas pintan bien".

Contáctenos